Feng Shui

El Feng Shui es un sistema oriental que permite armonizar el hogar teniendo en cuenta algunos elementos de organización del espacio y decoración.

A la hora de construir nuestro hogar, de decorarlo son muchas las cosas a tener en cuenta: el lugar elegido, la orientación de la vivienda, la distribución de los distintos espacios, los puntos de luz, los colores, etc. Todo ello para conseguir equilibrio y armonía con todo lo que nos rodea.

Su flujo se modifica según la disposición del espacio y la orientación de los objetos, y su objetivo principal es generar energía positiva en nuestra vida.

 

Mapa Bigua


Fuente: Bioguia

El mapa bagua es un dibujo de 8 lados, que indica la correspondencia entre los puntos cardinales y los diferentes circuitos por los que se mueve la energía.

En Chino bagua significa “ocho trigramas”, y cada uno de ellos corresponde a una serie de elementos: una orientación, una parte de la naturaleza, una parte de nuestro cuerpo, un miembro de la familia, etc.

En interiorismo, lo más importante es saber qué dirección de la casa o espacio se relaciona con qué tipo de energía, a saber:

1. Norte: carrera, trabajo y vida. Agua que fluye. Riñón, huesos, vulva y oído.
2. Noreste: autoconocimiento, intelecto, conexiones. Tierra, globo terráqueo. Estómago, pecho, manos.
3. Este: antepasados, familia, salud. Maderas, plantas. Ligamentos, piernas, pies.
4. Sureste: finanzas, fortuna, prosperidad. Madera y fuentes de agua. Huesos, cadera.
5. Sur: prestigio, reputación, reconocimiento. Fuego. Corazón, arterias, ojos.
6. Suroeste: relaciones, amor. Tierra. Pecho, estómago, órganos internos.
7. Oeste: creatividad, hijos, dinero. Metal. Nariz, cabello, boca.
8. Noroeste: viajes, amigos, benefactores. Metal. Pulmones, piel, cabeza.

 

El mapa Bigua quedaría así en la distribución de una casa:
Fuente: El Mueble

 

Teniendo en cuenta lo anterior, lo importante para el Feng Shui es armonizar los elementos del hogar y de los espacios de forma tal de permitir que el chi fluya libremente, y se acumule chi bueno, en lugar de malo.